El sistema uruguayo de seguridad social

El sistema de seguridad social uruguayo cubre a los empleados contra los riesgos de enfermedad, maternidad, invalidez, vejez, muerte, accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y desempleo. También ofrece prestaciones familiares.

Los trabajadores autónomos están cubiertos por los riesgos de enfermedad, invalidez, vejez y muerte. No se benefician de un seguro contra los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, el desempleo, la maternidad y las prestaciones familiares.

Un sistema mixto, compuesto por

un régimen público que integra el seguro de vejez e invalidez en régimen de reparto, y un régimen privado que cubre los riesgos de vejez e invalidez por capitalización individual. Además del sistema general de seguridad social, existen algunos sistemas especiales, gestionados por:

  • Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios, CJPP
  • Dirección Nacional de Sanidad Policial DNSP
  • Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas, SRPFFAA
  • Caja Notarial de Seguridad Social, CNSS
  • Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias, CJPB
  • Administración de los Ferrocarriles del Estado AFE

En la nota siguiente se examina únicamente el régimen general aplicable a los trabajadores por cuenta ajena y a los trabajadores por cuenta propia.

Ámbito de aplicación

El régimen obligatorio se aplica a los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia menores de 40 años a 1 de abril de 1996 que se incorporaron al mercado laboral en esa fecha como parte de una actividad cubierta por el Banco de Previsión Social (BPS).

Es el régimen privado que cubre los riesgos de vejez e invalidez por capitalización individual: voluntario para trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia con ingresos mensuales inferiores o iguales a 53.374 UYU (pesos uruguayos), sobre ingresos mensuales entre 53.3741 y 80.060 UYU, opcional sobre los ingresos superiores a 80.060 UYU (con un tope de 160.121 UYU).

Organización

El sistema de seguridad social de Uruguay está bajo el control de:

  • el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS),
  • del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES),
  • del Ministerio de Salud Pública (MSP),
  • del Banco de Previsión Social (BPS);
  • y los organismos de derecho privado que administran fondos de pensiones (Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP), bajo el control del Banco Central del Uruguay (BCU).

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) está bajo su supervisión:

  • la Dirección Nacional de Empleo (DINAE), apoyada por el Consejo Nacional de Empleo (JUNAE),
  • el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP),
  • la Dirección Nacional de Seguridad Social (DINASS).
  • El Banco de Previsión Social (BPS) es la institución central de seguridad social de Uruguay. Es un organismo público autónomo cuya misión es garantizar:
  • la cobertura de los riesgos de enfermedad, maternidad, invalidez, vejez y fallecimiento y la concesión de prestaciones familiares;
  • la determinación y recuperación de las cotizaciones a la seguridad social de los trabajadores por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia;
  • un programa de asistencia social que integra prestaciones no contributivas;
  • la gestión de los registros de actividad profesional y de carrera en el sector de los seguros;
  • la gestión de los planes de pensiones complementarias;
  • la gestión administrativa de los fondos de pensiones;
  • las relaciones internacionales en materia de seguridad social como organismo de enlace.

El seguro de salud (Sistema Nacional Integrado de Salud, SNIS) financiado por las cotizaciones de los trabajadores asalariados y no asalariados, los empleadores, los pensionistas afiliados al BPS y los funcionarios y otros agentes del Estado está bajo la responsabilidad de la Junta Nacional de Salud (JUNASA o JNS).

Los riesgos de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales cuya cobertura es obligatoria son gestionados por el Banco de Seguros del Estado (BSE).

Financiación

  1. Seguro médico

En 2008, el sistema de salud del Uruguay fue objeto de una importante reforma (Ley Nº 18.211, de 5 de diciembre de 2007), que permitió establecer el actual Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), que se está extendiendo gradualmente a toda la población.

El seguro de salud incluye:

  • un subsidio de enfermedad abonado por el BPS,
  • cobertura médica que da acceso a la atención médica, quirúrgica y de medicamentos.

Organización del sistema de salud

El Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), bajo la supervisión del Ministerio de Salud Pública (MSP), proporciona cobertura médica a través de proveedores (tanto del sector público como del privado) que prestan servicios de salud (Efectores de Salud / Proveedores de Servicios de Salud / Institución Prestadora de Salud, IPS):

En el sector público, se trata principalmente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), bajo la supervisión del Ministerio de Salud, pero muy descentralizada. Se basa, en particular, en un conjunto de establecimientos de salud (institutos nacionales, hospitales y policlínicas, centros de salud departamentales o anexos), conocidos como unidades de ejecución (Unidades Ejecutoras, UE), que constituyen una red nacional de atención integral a la salud,

en el sector privado, se trata de instituciones privadas de asistencia médica. Por un lado, las Instituciones de Asistencia Médica Privada Particular (IAMPP) y, por otro, las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC).

En el caso de una IAMPP, la afiliación se realiza de forma individual (afiliados individuales) mediante el pago de una cuota mensual.

En el caso de los IAMC, la afiliación puede ser individual (contribuciones mensuales) o colectiva. En este último caso, los miembros pueden ser familiares (no cubiertos por el SNIS) de un empleado cuyo empleador haya firmado un convenio colectivo con el IAMC, o empleados o pensionistas cubiertos colectivamente por el seguro de salud (afiliados al BPS).

Instituciones de asistencia médica colectiva (IAMC)

Existen 3 tipos de instituciones de asistencia médica colectiva (IAMC):

  • sociedades mutualistas de asistencia médica, basadas en principios mutualistas y sin ánimo de lucro;
  • cooperativas de profesionales de la salud;
  • servicios de asistencia médica, sin ánimo de lucro, creados y financiados por empresas privadas o semipúblicas para sus empleados y, en su caso, para las personas a su cargo.

Para ser reconocidas como IAMC, las instituciones de salud deben firmar un contrato de gestión con JUNASA (Junta Nacional de Salud, JUNASA o JNS). En virtud del acuerdo firmado, JUNASA les asigna una función de interés público como prestadores de servicios médicos para empleados y pensionistas cubiertos por el seguro de salud.

Los asegurados se denominan entonces afiliados colectivos.

La mayoría de los CMAIs tienen un conjunto de instalaciones (clínicas u hospitales) ubicadas en todo el país. Entre estos IAMCs, las instituciones mutualistas (asociaciones de asistencia y cooperativas de profesionales de la salud) juegan un papel importante en el sistema de salud uruguayo, proporcionando casi la mitad de la cobertura de salud de la población y, junto con el sector de salud pública (alrededor del 50% de la cobertura de salud), constituyen un sector mixto cubierto por acuerdos con fuertes disposiciones legales.

El convenio establece objetivos en materia de atención, resultados sanitarios y gestión financiera, en el marco de los estándares del Plan Integral de Atención en Salud (PIAS). Este es establecido por el Ministerio de Salud Pública y define:

  • por un lado, un catálogo de servicios obligatorios (Catálogo de Prestaciones de Salud),
  • por otra parte, programas nacionales que presten especial atención a la salud de determinadas categorías de la población (niños, adolescentes, mujeres y ancianos) o a determinados ámbitos de la salud (tratamiento bucodental y dental, atención psiquiátrica, nutrición, discapacidad, lucha contra el SIDA, problemas relacionados con las drogas y control del tabaco).

Cada programa de salud (Programa Integral de Salud, PIS) se actualiza para permitir ampliar o profundizar la cobertura de la atención.

Éstos están sujetos a actualizaciones (tasa máxima de aumento) y a un decreto reglamentario conjunto del Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Economía y Finanzas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *