Devolución del IRPF en Uruguay ¿Y el resto?

La carga impositiva como los impuestos a la renta de las personas físicas (IRPR) sobre los ingresos del trabajador promedio en los países de América Latina y el Caribe alcanzó el 21,7% del costo total de la mano de obra en 2013, un tercio menos que en los países de la OCDE, donde el promedio fue del 35,9%, según la primera edición de Taxing Wages in Latin America and the Caribbean. Más del 90% de la brecha entre América Latina y el Caribe y los países de la OCDE se explica por los impuestos sobre la renta de las personas físicas (13% del total de los costos laborales).

Este informe, que abarca 20 países de la región de América Latina y el Caribe, fue elaborado conjuntamente por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Centro de Desarrollo y el Centro de Política y Administración Tributaria de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Se presentó en Buenos Aires durante el Sexto Foro de Políticas Tributarias de América Latina y el Caribe organizado por el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas de Argentina.

devolucion irpf

Devolución IRPF

EL sistema se implementa en el Uruguay y se conoce como la devolución del IRPF, y se trata de devolución de retenciones. En otros países tiene diferentes formatos y formas tributarias.

El nivel relativamente bajo de la cuña fiscal en la región -concepto que mide la brecha entre el costo de la mano de obra de un empleador y la remuneración neta disponible de un empleado- refleja tasas muy bajas de impuesto sobre la renta personal (IRPF). De hecho, México es el único país estudiado en el informe en el que los trabajadores remunerados con el nivel de salario medio están sujetos al IRPP.

En comparación, el IRPP representa el 13,3% de los costes laborales del trabajador medio en los países de la OCDE. En la región de América Latina y el Caribe, la gran mayoría de la población activa gana menos que los umbrales mínimos del IRPP debido a las generosas devoluciones de impuestos. La importancia del mercado laboral informal y la evasión fiscal también contribuyen al bajo nivel de ingresos del IRPP.

La cuña fiscal para una pareja casada con un solo asalariado que gana el salario medio y con dos hijos en la región de América Latina y el Caribe fue del 21,4 por ciento, 0,3 puntos porcentuales menos que la aplicable a un trabajador soltero, según el informe. La diferencia correspondiente en los países de la OCDE, donde los beneficios para los hogares que trabajan son significativamente mayores, fue de 9,5 puntos porcentuales. Las prestaciones por hijos existen sólo en cinco países -Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay- de los 20 de la región y no se pagan a los hogares que ganan el salario medio en Chile.

En un capítulo especial del informe se analiza la relación entre los impuestos sobre los salarios, las características del mercado de trabajo y la importancia del trabajo no estructurado en los países de la región. El nivel más bajo de los umbrales de ingresos que desencadenan las contribuciones a la seguridad social, generalmente al nivel del salario mínimo, combinado con las tasas de contribución a la seguridad social, hacen que sea más costoso para los trabajadores de los deciles de ingresos bajos y medios incorporarse a los programas sociales. Al mismo tiempo, el costo de la participación en el mercado laboral formal, como porcentaje de los ingresos, disminuye para los que se encuentran en la mitad superior de la distribución de los ingresos, por encima de los umbrales mínimos.

El análisis muestra que las altas tasas de empleo informal están correlacionadas con los altos costos de regularización, especialmente para los trabajadores del extremo inferior y medio-bajo de la escala de ingresos. Esto se suma a los muchos otros factores no fiscales que explican la decisión de las personas que viven en América Latina y el Caribe de incorporarse o permanecer en el mercado laboral informal.

Principales resultados :

La cuña fiscal en los países de América Latina y el Caribe varía mucho, oscilando entre el 34,6% en la Argentina y el 32,2% en el Brasil, el 11% en Trinidad y Tabago y el 10% en Honduras. Colombia y el Uruguay tienen niveles superiores al 30%, mientras que Guatemala tiene niveles inferiores al 15%.
Chile (19,1% de los ingresos brutos) tiene la tasa media de impuesto sobre la renta personal más alta de la región (correspondiente a la tasa de impuesto sobre la renta personal más las contribuciones obligatorias a la seguridad social de los empleados), seguido del Uruguay (18%) y la Argentina (17%). Las tasas más bajas se encuentran en Honduras (3,6%), Guatemala (4%) y Trinidad y Tabago (4,5%). El promedio de los países de la región es del 9,3%, en comparación con el 25,4% de la zona de la OCDE.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *